un promedio de 550 policías de turismo, resguardaran los principales sitios turísticos de nuestro país.

En los periodos de asueto y la celebración de la Semana Santa en Guatemala, se incrementa el número de visitantes tanto extranjeros como nacionales, quienes se movilizan sobre las principales rutas terrestres, con el objetivo de visitar sitios turísticos y apreciar o participar en cortejos procesionales y actividades religiosas, programados por las iglesias católicas.

La práctica de estas tradiciones, representa una oportunidad de desarrollo económico para comunidades receptoras de turismo local y extranjero, aprovechando la época de verano; situación que puede ser aprovechada por personas individuales o en grupos organizados para cometer hechos delictivos, quienes hacen de la comisión de delitos una forma de lucro.

Este flagelo afecta grandemente el desarrollo de la industria turística y por ende, la credibilidad de la nación; por lo que es importante, planificar, organizar y ejecutar acciones policiales inmediatas, por las fuerzas de seguridad, sector empresarial y ciudadanía en general, para crear mecanismos de seguridad de manera integral.